newsletter

Aquí antes nevaba todos los años III

Una corta, eso sí. No es que hayan pasado pocas cosas, pero tampoco queremos agobiaros. Somos muy considerados.

¡Buenos días!

Cosas que han ocurrido: la principal, que ha terminado la COP23 en Bonn.  En este artículo de Efeverde resumen muy bien los acuerdos a los que se ha llegado, y en este otro de Ecologistas en acción cuentan que, bueno, no es suficiente. Otra vez.

Nosotros, los diluvistas, seguimos preparando y subiendo el material de las Jornadas al blog. Ya podéis ver la charla inicial, en la que hablamos de las bases físicas del cambio climático, además de los mecanismos de mitigación y adaptación que se están poniendo en marcha. Gracias de nuevo a Borja por la grabación. Seguid atentas a la etiqueta de las jornadas, que esta semana subimos al menos otra charla, esta vez en audio.

También hemos traducido una entrevista a Jacob Remes, especialista en desastres naturales, en la que habla exactamente de lo que tanto insistimos: no se trata de que el clima cambie, no se trata de que haya huracanes. El problema es cómo afecta eso a las personas, en particular a las más desfavorecidas.

Quizá lo realmente universal es que las condiciones locales, en particular las condiciones políticas locales, son lo que realmente importa. Los desastres normalmente reproducen cualquier división, desigualdad o exclusión ya existente en una sociedad. Esto es porque los excluidos son más vulnerables —por ejemplo, los pobres solo se pueden permitir una vivienda menos segura, o las mujeres se ven forzadas a seguir viviendo con sus maridos maltratadores por razones económicas o culturales, o las personas con discapacidades no tienen acceso a los servicios y las infraestructuras que les habrían ayudado a sobrevivir— en la vida ordinaria, antes (y después) del desastre. Pero también se debe a que la respuesta al desastre es política, y por eso reproduce las distinciones políticas.
Y, para aquellos que están ansiosos de ayudar a Contra el diluvio, ¡ha llegado el momento! Queremos que las charlas que grabamos sean accesibles a todo el mundo, pero al ritmo que vamos no tendremos subtítulos ni transcripciones hasta que la temperatura suba tres o cuatro grados. Así que ¿quieres transcribir una charla de dos horas sobre comunicación climática? O, mejor aún, ¿tienes un programa, robot o máquina mágica capaz de hacerlo automáticamente? Dínoslo en contraeldiluvio@gmail.com y te estaremos eternamente agradecidos. ¡Muchísimo!
Destrozos en Grecia tras las inundaciones provocadas por un medicane. Pronto hablaremos más de este fenómeno en el blog.
Y, para terminar con la newsletter de esta semana, queremos introducir la que es desde ya mismo nuestra sección favorita: ¡la duda climática! Abrimos un buzón para que preguntéis vuestras dudas acerca de fenómenos climáticos extremos, zonas más afectadas por el futuro y presente cambio climático, posibles concretas para que no se inunde vuestro barrio, cómo afecta vuestro signo del zodiaco a los efectos del cambio climático en vuestra vida, etcétera.

¡Preguntad! ¡Preguntad!

Si te gusta lo que hacemos en Contra el diluvio, puedes suscribirte a nuestra newsletter, Aquí antes nevaba todos los días, para estar siempre al tanto de lo que hacemos. Suscríbete aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *