newsletter

Aquí antes nevaba todos los años I

¡Bienvenidas a la primera entrega de Aquí antes nevaba todos los años, la newsletter climática de Contra el diluvio!

Si recibes esta newsletter debe de ser que has mostrado interés en el colectivo y en lo que hacemos, así que nos limitaremos a una presentación cortita. Contra el diluvio lo compone un grupo pequeño y variable de personas que pretenden contribuir en la medida de sus posibilidades a un movimiento contra el cambio climático y sus consecuencias. Llevamos poco tiempo en marcha y todavía estamos explorando cuál es la mejor forma de trabajar y contribuir a la concienciación y la lucha contra el cambio climático. Como decimos en nuestro manifiesto aproximadamente fundacional, tenemos tarea. Y es una tarea que esperamos no hacer solos.

Pero vamos al grano: ¿qué puedes esperar de esta newsletter? ¿Cada cuánto se meterá en tu correo? ¿Habrá dibujos?

Respondemos a las dudas: la idea es manteneros al día de lo que hemos hecho recientemente e informar de lo que vamos a hacer y cómo podéis colaborar si es que os apetece. Esperamos mantener una cierta periodicidad, pongamos cada dos semanas, aunque no garantizamos que alguna emergencia climática no retrase alguna entrega. En cuanto a los contenidos, claro que habrá dibujos. ¡Y fotos! Usaremos todos los medios a nuestro alcance para inculcar en los receptores de esta carta el miedo justo para pasar a la acción sin caer en la parálisis.

Y, por ahora, esto va a ser todo. Estamos todavía preparando el material que salió de las Jornadas de las semanas pasadas, que subiremos al blog lo antes posible. Os invitamos, eso sí, a leer las últimas entradas, sobre todo la relacionada con el informe sobre emisiones de CO2 que salió el 31 de octubre, y que esperamos sirva para dar aún más empuje a este movimiento.  

La principal conclusión que se desprende del informe es que, como ya sabíamos, los recortes de emisiones nacionales acordados (técnicamente se llaman, NDC – Nationally determined contributions) en París son totalmente insuficientes para alcanzar el objetivo declarado del acuerdo: “mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 ºC con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5 ºC”.

Os escribimos pronto.

Puente de la Mesta, en Villarta de los Montes, Badajoz. Quedó casi completamente tapado por la construcción del embalse del Cíjara en 1956 y ahora ha vuelve a ser visible debido a la sequía.

Si te gusta lo que hacemos en Contra el diluvio, puedes suscribirte a nuestra newsletter, Aquí antes nevaba todos los días, para estar siempre al tanto de lo que hacemos. Suscríbete aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *